Desahucio por impago de alquiler: ¿a quién afecta? • Ézaro Legal

Desahucio por impago de alquiler en personas vulnerables

La situación económica está provocando que muchas familias se encuentren en serias dificultades para hacer frente a los gastos, como el alquiler de la vivienda. Más cuando los precios de los arrendamientos en España no paran de subir; un 9,3% sólo en el último año. ¿Qué ocurre en estos casos? ¿Pueden desalojarte del inmueble? ¿Hay algún modo de evitar el desahucio? ¿Qué puedes hacer si finalmente tienes que salir de la vivienda? Resuelve tus dudas en este artículo. 

¿Cuándo se puede desahuciar a un inquilino?

El contrato de alquiler viene regulado en la Ley de Arrendamientos Urbanos. En su artículo 27.2, la norma concreta cuándo el propietario puede resolver unilateralmente el alquiler y, por tanto, comenzar el proceso de desahucio: 

  • Si hay falta de pago de la renta o de cualquier otra cantidad que corresponda al inquilino. 
  • El impago del importe de la fianza o su actualización. 
  • Cuando el arrendatario subarrienda o cede el inmueble sin consentimiento del propietario. 
  • Si realiza daños en la vivienda de forma dolosa o ejecuta obras no consentidas. 
  • En el caso de que se lleven a cabo actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.
  • Cuando la vivienda deje de estar destinada de forma primordial a satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario. 

Por tanto, el impago del alquiler es una de las causas que dan pie al desahucio. Ahora bien, hay que precisar que estos casos no pueden considerarse okupación. Por tanto, no cometerás ningún delito si no puedes hacer frente a la mensualidad o los gastos acordados; se tratará de un incumplimiento del contrato que irá por la vía civil. 

¿Cuántos meses hay que dejar de pagar para desahucio?

En cuanto a la cantidad de impagos, deberás mirar lo que estipula el contrato. Por ejemplo, si acordaste con el propietario que el abono del alquiler se debía hacer cada mes, entre el día 1 y 5, incurrirás en impago desde el día 6. Eso sí, esto no quiere decir que el desahucio sea de un día para otro. Será el momento en el que el propietario ya pueda comenzar el proceso para llevar a cabo el desalojo. Un proceso que puede dilatarse meses. De hecho, la media se sitúa entre siete y ocho meses, aunque es frecuente que el lanzamiento tarde más de un año en efectuarse. 

¿Qué pasa si te denuncian por no pagar el alquiler? 

Ten en cuenta que el propietario primero habrá de avisarte por una vía fehaciente, como un burofax, por ejemplo la cantidad que debes y el plazo que tienes para pagarla. Normalmente se dan 10 días. De no saldar la deuda, el arrendador acudirá a la vía judicial para presentar la demanda de desahucio. Tras la admisión a trámite de la demanda, el juzgado te dará de nuevo un plazo de 10 días para que contestes y señalará la fecha para el juicio y el posterior lanzamiento. Si no respondes, directamente se procederá al desalojo. 

No obstante, en el juicio también puedes oponerte a la demanda con lo que el proceso se alargará. Se trata de demostrar que el alquiler es para uso de vivienda habitual, que estás en situación de vulnerabilidad social o que hay menores de edad en el inmueble, causas que pueden ser motivo para que el juez prorrogue la ejecución del desahucio. 

Finalmente, una vez culminado el proceso judicial por impago, puedes enfrentarte a una multa y el lanzamiento de la vivienda. Además, también podrás ser condenado a pagar todas aquellas cuantías adeudadas, así como las costas procesales. Esto te puede poner en una situación económica aún más crítica, que termine con el embargo de tus bienes si no es posible acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.  

¿Qué novedades introduce la nueva ley de desahucios? 

Además, hay que tener en cuenta que la  Ley 12/2023, de 24 de mayo, por el derecho a la vivienda, conocida como la Ley de Vivienda o Ley de Desahucios introduce también cambios en la regulación del desahucio en casos de personas en riesgo de vulnerabilidad económica o social. 

Así, los plazos de suspensión de los desahucios se alargan de uno a dos meses, si el propietario es persona física, y de tres a cuatro meses, si es persona jurídica. El objetivo es que, en estos periodos, los Servicios Sociales puedan encontrar una alternativa residencial para el inquilino. 

¿Y qué ocurre con el desahucio express? 

Respecto al conocido como desahucio exprés también hay novedades. En este caso, el propietario, sea o no gran tenedor, deberá especificar si el inmueble del ocupante es o no su vivienda habitual y, en el caso de ser gran tenedor, también deberá acreditar si el ocupante se encuentra o no en situación de vulnerabilidad económica y que ha llevado a cabo un proceso de conciliación o intermediación entre las dos partes antes de presentar la demanda de desahucio. Si no, será desestimada. 

¿Cuando no se puede desahuciar? Suspensión de desahucio en personas vulnerables

Junto a la nueva Ley de Vivienda, la protección social de los ciudadanos más desfavorecidos ha sido reforzada con la medida aprobada por el Gobierno de suspender el desahucio en personas vulnerables hasta el 31 de diciembre de 2023. Así lo establece el Decreto-ley 5/2023 de 28 de junio, que modifica el Real Decreto-ley 11/2020 de 31 de marzo

En estos supuestos, como arrendatario, podrás instar un incidente de suspensión extraordinaria del desahucio o lanzamiento ante el juzgado por encontrarte en una situación de vulnerabilidad económica que te imposibilite encontrar una alternativa habitacional para tí y para las personas con las que convivas. Para ello, debes reunir varios requisitos: 

  • Haber pasado a estar en una situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, haber sufrido una pérdida sustancial de ingresos o una caída en la facturación de al menos el 40%
  • Que el conjunto de ingresos de la unidad familiar no superen (en el mes anterior a la solicitud de la moratoria) determinados umbrales económicos que pueden consultarse aquí

¿Qué hacer si te desahucian y no tienes donde ir? 

Si ninguna de las posibilidades legales anteriores ha evitado el desahucio, ¿qué opciones tienes? En caso de que tengas que desalojar la vivienda y no tengas dónde ir, es fundamental que acudas a los Servicios Sociales de tu barrio o ciudad. Allí te informarán sobre las diferentes ayudas y posibilidades de alojamiento que hay a tu disposición. 

Asimismo, contacta con profesionales jurídicos cualificados que te puedan orientar sobre las alternativas legales que tienes, tanto para poder eludir el desahucio o enfrentarte a las consecuencias de una sentencia, como para remontar tu situación económica. En Ézaro Legal queremos ayudarte. Por eso, nuestros abogados están al día en las últimas novedades en Derecho Civil para brindarte el mejor asesoramiento. ¡Consúltanos! 

New call-to-action