Qué pasa después de la Ley de Segunda Oportunidad • Ézaro Legal

¿Qué pasa después de la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad en España ha proporcionado a muchas familias, autónomos y empresarios individuales la posibilidad de empezar de nuevo en su vida financiera tras sufrir un bache económico. Y cada vez son más los que se acogen a esta herramienta. De hecho, el número de concursos de acreedores de personas físicas creció más de un 30% en 2022, de acuerdo con los datos del Registro Público Concursal. Ahora bien, ¿qué pasa después de la Ley de Segunda Oportunidad? Si estás pensando en hacer uso de este instrumento jurídico, es importante que conozcas las consecuencias legales y financieras que conlleva. 

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

Antes de preguntarte qué pasa después de la Ley de Segunda Oportunidad debes conocer en qué consiste este mecanismo legal. Fue introducido en España en 2015 a través del Real Decreto-ley 1/2015, ¿Su objetivo? Posibilitar que las personas insolventes que han actuado de buena fe puedan liberarse de sus deudas cuando pasan por una mala situación económica. Es decir, si te encuentras ante una carga financiera abrumadora a la que no puedes hacer frente, la Segunda Oportunidad puede ofrecerte un alivio significativo si cumples con los requisitos estipulados y, como su nombre indica, tendrás la opción de arrancar desde cero. 

Así, gracias a esta reciente normativa, puedes iniciar un proceso de revisión de tus deudas que va a conllevar la paralización de la obligación de pago de tus deudas, junto con  las ejecuciones y embargos ya iniciadas, lo que te dará un respiro como deudor. 

¿Qué pasa después de la Ley de Segunda Oportunidad? 

Una vez terminada la fase judicial, el concurso de acreedores de personas físicas puede terminar con dos soluciones: con un acuerdo de pagos o con la exoneración de la deuda. Las implicaciones legales en ambos casos son similares, aunque presentan algunas diferencias. 

Plan de pagos

La primera opción consiste en lograr el perdón de una gran parte de las deudas y en reestructurar la parte restante de forma que puedas afrontarla a través de un calendario de pagos adaptado a la situación concreta del solicitante.

En este caso es importante destacar que no tendrás que liquidar tus bienes patrimoniales. Por ejemplo, si tienes vivienda habitual, podrás conservarla.

¿Qué pasa después de la Ley de Segunda Oportunidad en caso de acordar un plan de pagos? Las consecuencias son las siguientes: 

  • Salida de ficheros de morosos. Una de las ventajas del mecanismo de Segunda Oportunidad es que dejas de ser deudor desde el principio. Por tanto, podrás salir del CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España) y de ficheros de morosos como ASNEF, RAI, etc. 
  • Acceso a financiación. Asimismo, al no aparecer en estas bases de datos de deudores, volverás a tener opciones de solicitar un crédito, un préstamo, una tarjeta, etc.

Exoneración de la deuda

La segunda forma de concluir un concurso de acreedores de persona física es mediante un auto de exoneración de todas tus deudas, el llamado EPI (Exoneración del Pasivo Insatisfecho). Se trata de una solución en la que tendrás que liquidar tu patrimonio para hacer frente al capital adeudado, lo que puede suponer la venta de tu vivienda habitual. Liquidados tus bienes y saldados los débitos en la medida de lo posible, el resto de deudas quedarán exoneradas. 

¿Qué pasa después de la Ley de Segunda Oportunidad en estos casos? Lo primero que debes tener claro es que hay algunas deudas que no pueden ser objeto de exoneración. Se trata, por ejemplo, de deudas a Administraciones Públicas por encima de 10.000 euros, pensiones de alimentos a favor de menores o ex cónyuges, salarios de empleados si los tuvieras… 

Por otro lado, respecto a la salida de los ficheros de morosos y la mayor accesibilidad del crédito financiero, ocurre lo mismo que si el proceso se resuelve con calendario de pagos

¿Cuánto tiempo dura la Ley de Segunda Oportunidad?

Otro aspecto a tener en cuenta sobre qué pasa después de la Ley de Segunda Oportunidad es la duración de la misma. Recuerda que como dijimos, la exoneración total o parcial de las deudas establecida en el auto judicial es provisional durante cinco años. ¿Esto qué quiere decir? 

Si no cumples con el plan de pagos acordado o tu situación económica o patrimonial mejora sustancialmente, los acreedores están en su derecho de exigir el pago de sus deudas.

En cambio, cumplido el calendario de pagos o transcurridos cinco años desde la exoneración parcial, quedarás liberado definitivamente de tus deudas y nadie podrá reclamarlas a partir de ese momento.  En cualquier caso, en Ézaro Legal estamos a tu disposición para aclararte cualquier duda sobre qué pasa después de la Ley de Segunda Oportunidad o cualquier otra cuestión sobre este mecanismo. Nuestro equipo especializado en Derecho financiero conoce cada detalle de la ley, y eso se refleja en los resultados que conseguimos para nuestros clientes. ¿Te gustaría poder empezar desde cero? Solicita tu valoración gratuita por parte de nuestros expertos de forma sencilla, rápida y sin compromiso.

New call-to-action